Sabes que tu hijo te necesita, y deseas apoyarlo. Algunas veces, hay tanto con lo que lidiar que es difícil saber por dónde empezar.

La gente joven está atravesando muchísimas cosas y podrían sentirse bajo mucho estrés, especialmente durante estos momentos tan difíciles de distanciamiento físico y de cambios en nuestras rutinas. Esto podría causar que se sientan retraídos, distraídos o que sea difícil comunicarse con ellos.

Tú también podrías estar enfrentando ciertas dificultades, como sentir que no tienes suficiente tiempo durante el día. Algunos días podrían parecer imposibles.

Sin embargo, conectarte con tu adolescente y desarrollar una relación más profunda no tiene que estar fuera de tu alcance. De hecho, seguramente ya estás haciendo estas cosas que forman parte de una base fuerte en toda relación.

Podría ayudarte mucho saber que hay otros padres que pasaron por lo mismo. Aquí encontrarás algunas maneras en que otros padres tomaron medidas para conectarse con sus hijos.