Puede haber muchas señales de advertencia con respecto al consumo de sustancias psicoactivas, y aunque es bueno estar atento a ellas, una o incluso varias señales de advertencia no significan necesariamente que un adolescente consuma sustancias nocivas. Sin embargo, si nota cambios en el comportamiento de un adolescente, debería iniciar una conversación.

Señales de que su adolescente podría necesitar ayuda:

Perdió interés por los pasatiempos que disfrutaba

Esté atento a si su hijo adolescente pierde repentinamente el interés en las actividades. Por ejemplo, si tiene un hijo que participa mucho en actividades dentro o fuera de la escuela, como practicar un deporte específico, participar en el teatro de la escuela, jugar con los amigos o participar en un grupo religioso de la comunidad, y observa que empieza a perder interés o a alejarse de esa actividad principal.

Se comporta de manera diferente

Los adolescentes pasan por cambios emocionales naturales, por lo que es importante ser consciente y prestar atención a los cambios en sus comportamientos y hábitos que son fuera de lo normal. Es posible que observe cambios en su estado de ánimo, su personalidad, su aspecto físico, o que sea más reservado.

Cuando observe cambios, es importante que inicie una conversación con su adolescente.

Según la experta en salud mental infantil Camille Harding, LPC, “Observar algo en su adolescente y hablar con él o ella sobre eso es una estrategia realmente eficaz. “He notado que duermes mucho”. “He notado que pasas mucho tiempo en tu habitación.” “Me he dado cuenta de que no haces las actividades que normalmente te gustan”. Ser curioso y darse cuenta de cómo ha cambiado su comportamiento es una buena manera de iniciar la conversación”.

Sus hábitos sociales cambian repentinamente

Una preocupación frecuente entre los adultos implicados es que su hijo adolescente “se junte con el grupo equivocado”. Si bien es natural, e incluso conveniente, que los adolescentes hagan nuevas amistades y cambien de grupo de amigos, un cambio brusco en su círculo social es algo que se debe tener en cuenta.

Además, debería hacer preguntas si nota que se comporta de forma distinta con los integrantes de la familia. Los cambios sobre los que vale la pena preguntar podrían ser decisiones repentinas de no participar en las comidas familiares, evitar el contacto visual o evitar la conversación.

Los cambios en los hábitos y el comportamiento de su hijo se pueden deber a diversos factores, y no hay una única señal de que un adolescente esté consumiendo sustancias nocivas. Cuando observe cambios, inicie una conversación con su hijo adolescente en un momento en el que ambos estén tranquilos y presentes. Es posible que descubra que su hijo adolescente está viviendo cambios muy naturales en sus intereses o en sus grupos de amigos, o que está tratando de afrontar problemas de salud mental o presiones sociales. Si le preocupan los cambios de comportamiento de su hijo, aquí tiene algunos recursos que pueden ayudar a ambos a orientarse.

¿NECESITA AYUDA?

Abordar el tema del consumo de sustancias psicoactivas con los adolescentes puede ser difícil. Haga clic aquí para encontrar organizaciones y recursos de Colorado que pueden ayudar con asesoramiento, tratamiento y apoyo en relación con el consumo de sustancias psicoactivas.

CÓMO CONVERSAR SOBRE EL CONSUMO DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS

Haga clic aquí para saber cómo hablar con su hijo adolescente sobre el consumo de sustancias psicoactivas

ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO SALUDABLES

Haga clic aquí para leer más sobre las estrategias que pueden ayudar a los adolescentes a afrontar el estrés y otras emociones negativas en su vida.

What’s your Reaction?
Amor
Amor
0
Sonrisa
Sonrisa
0
Pensar
Pensar
0
Gustar
Gustar
0
Triste
Triste
0