¿Recuerdas “las primeras veces” de tu adolescencia? ¿Tu primer viaje fuera de casa sin tus padres, tu primer baile escolar o tu primera audición?

Todas las “primeras veces” de los adolescentes son clave en su camino a la adultez. Estos eventos son oportunidades importantes para que tu adolescente aprenda más sobre sí mismo y sobre los demás, a desenvolverse y a tomar buenas decisiones.

La próxima vez que tu adolescente esté pasando por una experiencia o evento nuevo, ¡aprovecha la oportunidad de aprendizaje! No siempre tienes que resolver el problema o “manejarlo” por él.

Estos eventos son oportunidades para que fortalezcas a tu adolescente. Inclúyelo en la planificación y toma de decisiones. Cuando sea apropiado, dale la oportunidad para que resuelva las cosas a su manera. Los adolescentes nos dicen que eso les ayuda a sentirse valorados y respetados, lo cual es clave para construir y mantener una relación sólida.

A continuación verás algunas ideas sobre cómo puedes apoyar y fortalecer a un joven a través de algunos eventos comunes.

Un primer evento social relevante o significativo (como un campamento nocturno o un baile escolar)

Rechazo de algo por lo que se han esforzado, como una audición, una prueba o una entrevista de trabajo

Superar una pérdida significativa, como una amistad o un cambio de escuela

Graduaciones, tanto la de ellos como la de alguien importante en su vida

Cometer un error significativo o consecuente

¿Cómo has apoyado a tu adolescente en los sucesos de su vida? Tus ideas pueden ayudar a otros padres que también necesitan un poco de apoyo. Comparte con tus amigos, familiares y con nosotros en Facebook o Twitter.