El primer año de la secundaria puede ser una experiencia tanto inolvidable como confusa. Hay nuevas personas, nuevas oportunidades y nuevas responsabilidades, además de todos los cambios que ocurren en el cerebro y el cuerpo de los adolescentes.

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus adolescentes a afrontar esos cambios y desafíos? Esa es una de las preguntas que durante nuestra reciente sesión de Facebook Live les hicimos a los expertos: la Dra. Marie Banich, neurocientífica, la Dra. Michelle Rozenman, psicóloga clínica para adolescentes, y Emily Rivera, consejera de secundaria experimentada.

Estas son algunas de las ideas que compartieron sobre lo que les sucede a los adolescentes de 14 o 15 años.

Toque un botón a continuación para saltar al tema que más le interese.


Cerebro

Dra. Marie Banich, neurocientífica

“[El sistema de recompensa] del cerebro es muy activo en la adolescencia. ¿Qué significa eso? Significa que muchas de las actividades familiares que antes realizabas y ellos disfrutaban, ahora les pueden parecer aburridas. Ya no son nuevas ni emocionantes. Ellos ya saben exactamente cómo será un viernes de pizza en la noche o cualquier otra tradición familiar. Ellos ahora buscan nuevas experiencias. Y eso es solo parte de lo que sucede en esta etapa de la vida”.

Ve el video de 3 minutos de la Dra. Banich

La Dra. Banich explica que los adolescentes de 14 y 15 años están comenzando a hacer su transición a la adultez. Pero a pesar de que a veces parecen bastante adultos, el lóbulo frontal de su cerebro aún está en desarrollo, y continuará en desarrollo hasta que tengan poco más de veinte años.

El lóbulo frontal es importante para el comportamiento independiente, para el juicio y la toma de decisiones, para controlar la inhibición, para guiar el comportamiento individual de una manera intencionada”, dice la Dra. Banich.

 

Eso significa que los padres deben esperar que los jóvenes de 14 y 15 años todavía estén más en el lado infantil del espectro.

Las investigaciones también demuestran que a esa edad hay un pico de actividad en los centros de recompensa del cerebro. Esa parte del cerebro de los adolescentes se activa especialmente ante las cosas nuevas e inesperadas que a ellos les gustan y consideran gratificantes. La Dra. Banich dice que por eso los adolescentes se aburren con cosas que solían disfrutar, y buscan nuevas experiencias.

“Lo que tenemos que hacer como padres, educadores y profesionales es tratar de ayudar a los adolescentes a tener esas nuevas experiencias de manera certera y segura. Pero una parte importante de esa etapa de desarrollo es buscar nuevas experiencias y aprender a adaptarse y asumir roles más adultos”-Dr. Banich

Comportamiento y sentimientos

Dra. Michelle Rozenman, psicóloga

“Los adolescentes pueden estar realmente entusiasmados y emocionados por esas experiencias novedosas y, al mismo tiempo, sentirse en ocasiones muy tristes o enojados. Esas fluctuaciones pueden ser desalentadoras tanto para los adolescentes como para los padres. Puede que tu adolescente se ría de un video de TikTok en un minuto, y al siguiente te hable mal porque lo llamaste a cenar”.

Ve el video de 3 minutos de la Dra. Rozenman

La Dra. Rozenman explica que, aunque no podemos ver los cambios que suceden dentro del cerebro de un adolescente, sí podemos notar cómo se comportan y tratar de entender lo que piensan y cómo se sienten.

Dice que a menudo se observan dos tipos de comportamientos en los jóvenes de 14 y 15 años: comportamientos de acercamiento y comportamientos de evasión. Aborda los comportamientos, incluida la búsqueda de cosas nuevas, como lo describe la Dra. Banich.

“Este es un enfoque hacia la novedad o el riesgo, hacia las nuevas experiencias, hacia las cosas que a los adolescentes antes no se les permitía, tal vez hacia cosas que todavía no se les permite pero que a sus amigos sí. Quizás cosas como querer conducir antes de haber realmente practicado, situaciones que ponen a prueba esos límites de independencia que los padres establecen”-Dra. Rozenman.

Aunque un adolescente puede tener algunos comportamientos de acercamiento, también puede al mismo tiempo tener otros de evasión o distanciamiento.

“Esto sucede cuando un adolescente no hace cosas que queremos que haga o que tiene que hacer. Es posible que aplace deberes hasta el punto en que pueda retrasarse un poco. O que intente evadir nuevos desafíos, como hacer una presentación por primera vez frente a su nueva clase de noveno grado. También es posible que se distancie de amistades anteriores o de miembros de la familia. Los adolescentes pueden querer pasar más tiempo solos en su habitación”, dice la Dra. Rozenman.

 

Al tratar de comprender cómo piensan los adolescentes, la Dra. Rozenman señala que los adolescentes de 14 y 15 años están comenzando a resolver problemas y a hacer suposiciones, pero a menudo siguen haciendo cosas como establecer metas a largo plazo sin tener un plan sobre cómo lograrlo, como comprar un automóvil.

Indica que también están tratando de averiguar a qué lugar pertenecen en su mundo social: ‘¿Les agrado a mis compañeros? ¿Por qué han cambiado mis amigos? ¿Dónde encajo en mi grupo social? ¿Dónde encajo en mi familia o en mi comunidad en general?’

Los adolescentes tienen mucho que resolver mientras aprenden a ser más independientes. Manejar las emociones intensas es parte de eso. La Dra. Rozenman dice que en esta etapa es normal que los adolescentes tengan cambios emocionales repentinos.

Entorno académico y social

Emily Rivera, consejera de secundaria

“Los adolescentes están atravesando todo tipo de cambios cerebrales, en sus emociones y en su comportamiento, ¡y luego los arrojamos en la ensaladera de la secundaria! Eso puede ser bastante abrumador”.

Vea el video de 3 minutos de la Sra. Rivera

Emily Rivera dice que cuando los jóvenes ingresan a la secundaria por primera vez, a menudo se encuentran en un entorno escolar más grande y, de repente, tienen muchas más opciones.

“Están expuestos a una variedad de clases mucho mayor que en la escuela intermedia o en primaria, sobre lo que tienen cierta autonomía: ¿Quiero tomar clase de dibujo o de ingeniería?’”

También hay muchos compañeros nuevos, por lo que tienen nuevas opciones de personas con quienes pasar el tiempo. La Sra. Rivera dice que es importante que los adolescentes tengan voz en todas esas nuevas decisiones. Ella compara la transición a la secundaria con un padre que anda en bicicleta tándem con su hijo: cuando el niño es pequeño, el padre lleva el mando del pedaleo y la dirección. Pero a medida que crece y entra a la secundaria, el adolescente debe tener la oportunidad de pedalear y dirigir más, hasta que pueda andar en bicicleta por sí mismo.

“Con el tiempo, tu hijo estará listo para comenzar a tomar esas decisiones por sí mismo. En las clases vemos cosas como que, si un estudiante comienza a tener problemas, los padres a menudo quieren comunicarse directamente con el maestro, lo cual es genial. Es clave mantenerse involucrado en lo que está sucediendo en la escuela. Pero también es importante empoderar a los estudiantes y enseñarles a valerse por sí mismos. ‘¿Cómo le escribes un correo electrónico a un maestro, o cómo puedes platicar con ellos si tienes dificultades?’”-Sra. Rivera

La Sra. Rivera también señaló que las calificaciones se vuelven más importantes en la secundaria. Los estudiantes ahora están obteniendo créditos que necesitarán para graduarse, e intentando tener un promedio de calificaciones que les ayude para postularse a las universidades. Si bien las calificaciones son importantes, ella sugiere que los padres y los estudiantes busquen equilibrio y acepten los tropiezos que encontrarán en el camino.

 

“Quiero recordarles a padres y estudiantes la importancia de tener expectativas realistas y no poner demasiado estrés en los estudiantes para que tengan un desempeño alto. Creo que muchos de nuestros estudiantes están muy preocupados ​​por la necesidad de obtener las mejores calificaciones posibles y hacer todos los deportes y todas las actividades extracurriculares. Les dicen que todas sus decisiones y acciones serán decisivas para el resto de su vida. Ya sea que se trate de algo que se están imponiendo a sí mismos o algo que proviene de afuera, sienten mucha presión. Me gusta recordarles a padres y estudiantes que ellos son más que un GPA. Que la autoestima no tiene puntaje”

Consejos para los padres

¿Cómo pueden los padres apoyar mejor a los adolescentes en esta etapa?

Si bien los adolescentes están experimentando cambios significativos en su cerebro y comportamiento, los padres pueden sentir la necesidad de tener cierto control sobre las decisiones de sus adolescentes. Pero nuestros expertos coinciden en que lo mejor que pueden hacer los padres es permitir que sus adolescentes tengan cierta libertad para explorar sus propias decisiones y consecuencias de manera segura.

Toque o desplácese sobre las tarjetas a continuación para explorar.

Dales espacio

“Déles un poco de espacio para tomar esas decisiones y para que se conviertan en la persona que son, no en quienes usted quiere que sean necesariamente, dándoles ese espacio para no reflejar sus valores todo el tiempo”, dijo la Sra. Rivera.

Conoce el mundo de tu adolescente

“Tengo algunas cosas específicas sobre las que preguntar. Eso demuestra su interés y le da a su adolescente la oportunidad de brillar realmente y ser un experto “, dijo la Sra. Rivera.

Fomenta buenos hábitos de salud

“Salga a caminar, participe en los deportes”, dijo el Dr. Banich. “También es importante que los adolescentes duerman un poco, aunque quieran quedarse despiertos hasta tarde”.

Permite una comunicación directa y abierta

“Hágales saber:‘ Estoy aquí cuando me necesiten, cuando quieran hablar. Soy tu padre y te amo. “Eso le permitirá a tu equipo saber que estás allí cuando tengan algo de lo que necesiten hablar”, dijo el Dr. Rozenman.

Trata de no juzgar rápidamente

“Escuche primero para comprender y evitar esos juicios a medida que ve a su estudiante explorando, ya sea moda, piercings, género o identidad sexual. Hacer un juicio rápido o menospreciar a su hijo es una forma segura de interrumpir la comunicación ”, dijo la Sra. Rivera.

Lo más importante es que los expertos coinciden en que los padres deben tratar de no tomarse las cosas personalmente. Es normal que durante el desarrollo los adolescentes se relacionen más con sus compañeros, rechacen los valores familiares y traten de encontrar su propia identidad.

“No eres tú. Desde el punto de vista del desarrollo, es normal que ellos piensen que eres la persona menos interesante del mundo. Pero tu opinión sigue siendo importante. Sigue haciendo preguntas”, dice la Sra. Rivera. “Habla con tus hijos sobre lo que es importante para ellos y el tipo de persona en la que se están convirtiendo”.

Para mantenerte actualizado sobre futuros eventos de Facebook Live, asegúrate de seleccionar “me gusta” y seguir nuestra página de Facebook.

Referencias:

La Dra. Marie Banich es directora ejecutiva del Centro de Neuroimagen Intermountain (INC) de la Universidad de Colorado, Boulder. Ella investiga por qué los adolescentes y los adultos jóvenes piensan y actúan de manera diferente a los adultos.

 

La Dra. Michelle Rozenman es profesora adjunta de psicología y directora del BRAVE Lab del Departamento de Psicología de la Universidad de Denver. Se especializa en psicología clínica y brinda capacitación a maestros de escuelas intermedias y secundarias sobre cómo apoyar a los jóvenes en momentos de estrés y a medida que su cerebro se desarrolla.

 

Emily Rivera es consejera en South High School en Denver. Tiene casi 20 años de experiencia como consejera y ayuda a los estudiantes en la transición de la escuela intermedia a la secundaria.

What’s your Reaction?
Amor
Amor
0
Sonrisa
Sonrisa
0
Pensar
Pensar
0
Gustar
Gustar
0
Triste
Triste
0