El bullying en línea puede afectar con gravedad la salud física y emocional de los adolescentes. Adam Collins, un experto en anti-bullying del estado de Colorado, explica cómo ayudarles a enfrentarlo.

Los padres y las familias juegan un papel fundamental en el apoyo a adolescentes víctimas de bullying o bullying en línea. Conversar con tu adolescente sobre cómo manejar una situación así le demuestra que puede contar contigo. Y si tu adolescente no está listo para abordar el tema, dile que te avise cuando lo esté.


Bullying y bullying en línea: de un estrés diario a un trauma a largo plazo

El bullying va más allá de la agresión o el chisme común de un adolescente. No sucede una sola vez; se repite varias veces. Y lo más terrible es que los adolescentes afectados ​​a menudo no pueden evadir a quienes les agreden porque es posible que asistan a su misma clase o vivan en su mismo edificio. También pueden sentirse impotentes para defenderse por sí mismos.

Por ejemplo, en Volver al futuro, Biff Tannen agrede sin descanso a George McFly. Biff es mucho más grande que George y tiene un grupo de amigos que lo respaldan, lo que hace a George sentirse impotente ante Biff.

El bullying en línea es un poco diferente, pero sus efectos son muy parecidos.

El bullying en línea es el bullying a través de dispositivos electrónicos. Puede ocurrir mediante mensajes de texto, redes sociales como Twitter o Instagram, e incluso videojuegos en línea. Lo que es único del bullying en línea es que, cuando se publica algo, parece ineludible porque las publicaciones se difunden casi de inmediato y pueden convertirse en tema de conversación al día siguiente en la escuela. En la gran mayoría de los casos, cuando los adolescentes son víctimas de bullying en línea, también lo son personalmente. El sentimiento de impotencia puede llegar a ser muy fuerte.

Cuando se aborda el tema del bullying con los adolescentes, hay que recordar que para ellos es algo sobre lo que se les ha advertido que nunca deben hacer, y siempre deben reportar, desde que estaban en la escuela primaria. Puede ser útil evitar el uso del término bullying y, en cambio, escuchar los comportamientos que describe el adolescente. Si se trata de algo repetitivo y la persona lastimada no puede defenderse, puede ser bullying.

“El 59% de los adolescentes en EE. UU. ha sido víctima de bullying en persona o ​​en línea, y una proporción similar dice que es un problema serio entre las personas de su edad”. – Centro de Investigación Pew

En cualquier caso, el bullying crea tanto estrés que llega a afectar la salud física y mental de los adolescentes. Las investigaciones indican que los adolescentes que son víctimas de bullying ​​tienen más probabilidades de sufrir de depresión, ansiedad y, a veces, problemas de autoestima a largo plazo.

No resuelvas, escucha

Si tu adolescente es víctima de bullying, puede preocuparle que su situación empeore si te lo dice.

Como padres, a menudo queremos resolver los problemas de nuestros hijos y hacerlos sentir mejor; es una reacción natural. Pero a medida que se convierten en adolescentes independientes, es probable que rechacen nuestra ayuda y quieran manejar las situaciones sociales por sí mismos. También es bueno que lo hagan.

He descubierto que los adolescentes son realmente creativos para resolver problemas. (¡Piensa en todas las explicaciones creativas que se les ocurren cuando hacen algo que saben que tú no aprobarías!)

La mejor manera de abarcar este tema es demostrándoles que estás ahí para escuchar y comprender.

Es importante darles la oportunidad de proponer soluciones porque, si son propias, es más probable que las lleven a cabo.

Estar disponible, escuchar sus ideas y hacerles preguntas para orientarlos hacia posibles soluciones puede ser un buen punto de partida para resolver muchos problemas, incluido este.

¡Prueba esto! Después de escuchar a tu adolescente, pregúntale cómo podría solucionar el problema. Haz preguntas como:

¿Cuál crees que sería una buena solución?
¿Necesitas ayuda para llevar a cabo la solución?

Comunica tus reglas y expectativas… y escucha las de ellos. Es fundamental consolidarlas antes de que ellos entren en línea.

Una estrategia que sugiero que puede ayudar a tu hijo a evitar el bullying en línea es crear un “Acuerdo sobre el uso de dispositivos” que sirva como un contrato entre ustedes.

Tu adolescente acepta un conjunto de expectativas para usar su dispositivo, como no compartir información personal en línea y seguir límites sobre el tiempo de uso.  Y tú aceptas un conjunto de expectativas como tutor, por ejemplo, cómo respetarás su privacidad y cuánto pagarás por el servicio. ¡Las expectativas serán diferentes para cada familia!

¡Inténtalo! Hemos diseñado una guía para hablar sobre el uso de dispositivos e Internet con tu adolescente. Descárgala aquí.

Si necesitas ayuda

There are cases of bullying that are difficult to solve.

If you think your teen is having trouble and you need more support to help him or her, turn to Colorado Crisis Services to discuss available resources. Schools in Colorado also partner with Safe2Tell to report bullying anonymously. It is important that you first talk to your adolescent about this possibility to get their perspective on whether it would make their situation better or worse.

Knowing that they can trust you in real life will help your teen keep their online experience safe and prudent.