Mi hija y yo hemos comenzado a caminar juntas todos los días. Eso no solo es bueno para nuestra salud; también es una oportunidad ideal para conectarnos la una con la otra.

Cuando miro a mi hija, puedo verme a mí misma a su edad, y recordar todas las preguntas y dudas que tenía sobre mí y el futuro.

Crecer y convertirse en una mujer joven no es fácil. En una de nuestras caminatas, me enseñó un ensayo que escribió sobre una experiencia que tuvo en uno de nuestros viajes familiares. ¡Es una escritora muy talentosa y me sentí muy feliz de que haya compartido su arte conmigo!

Hoy, mientras caminábamos por nuestro vecindario, le dije exactamente eso: lo orgullosa que estoy de ella, pero también lo mucho que admiro su inteligencia y talento.

Esto dio paso a una hermosa conversación en la que profundizó en sus pensamientos y sentimientos sobre ese día y lo que escribió. Luego comenzó a hacer muchas preguntas, mis pensamientos sobre sus sueños para el futuro y si yo había tenido experiencias similares cuando tenía su edad.

Como su mamá, es invaluable y fundamental que ella confíe en mí y que se sienta segura de compartir su verdad y sus pensamientos más profundos conmigo.

Dedicar 30 minutos al día para estar con ella no solo es bueno para nuestra salud, sino también para nuestra relación.

Es fácil olvidar cómo nos sentíamos en la adolescencia, hasta que nuestros hijos nos lo hacen recordar. Mientras nos preparábamos para una caminata por la tarde, mi hija y yo hablamos sobre la aceptación y el valor de ser como somos. Luego hablamos de una película que le gustó mucho cuando era pequeña y cómo le recordaba a ella y a su hermano. Estas son las pequeñas cosas. Las que cuentan. A veces sentimos que tenemos que estar preparados para escuchar y estar presentes para los grandes eventos, los grandes problemas.

Lee más: Cómo las pequeñas cosas que mis padres hicieron crearon un gran impacto en mí

“Pero en realidad, la vida está hecha de momentos como este, donde compartimos nuestros pensamientos cotidianos y nos sentimos lo suficientemente cómodos para hablar y ser escuchados. Todo cuenta.”

Escuché, y ahora necesito ver esa película con ella porque la conmovió, y quiero formar parte de eso.

Más información: Lo que significa saber escuchar

Mira el viaje de Iliana

Iliana Renteria

Iliana es esposa, bloguera profesional, líder comunitaria y madre de dos hijos que vive en la vertiente occidental.

What’s your Reaction?
Amor
Amor
0
Sonrisa
Sonrisa
0
Pensar
Pensar
0
Gustar
Gustar
0
Triste
Triste
0