Las relaciones de conexión y de apoyo con padres, amigos, miembros de la familia extendida y adultos de confianza, como entrenadores y maestros, pueden ayudar a que los adolescentes tengan un gran comienzo en la vida.

Los estudios también muestran que esas relaciones sólidas les ayudan a los jóvenes a que les vaya mejor en la escuela, en el trabajo y les ayudan a transformarse en adultos sanos.

Estaremos compartiendo algunas ideas básicas en cuanto a cómo establecer relaciones de conexión con la gente joven en tu vida. Muchas de las cuales se basan en los buenos instintos que ya tienes como padre o cuidador. Pero también en cosas que los expertos dicen que realmente funcionan.

Cuando busques conectarte, no tiene que ser perfecto.

Exactamente lo que digas o como lo digas no es tan importante como el hecho de estar intentándolo. Con solo quedarte a su lado muéstrale a tu adolescente que te importa. Haz preguntas abiertas del tipo “¿Cómo te fue hoy?”, y escucha la respuesta, cualquiera que sea. Miren un programa juntos o haz que te toque una canción desde su celular. Siéntense a comer juntos. Está bien si no conversan mucho. Puede que no lo demuestren, pero los niños desean saber que estás al pendiente de ellos.

Ofrece una base segura de apoyo, pero establece reglas y límites claros.

Ser adolescente puede ser aterrador y delicado y necesitan saber que estás prestando atención. Por lo tanto, sé consistente, alentador y justo — pero establece tus reglas y límites claramente. Déjales saber que tú eres alguien a quien ellos pueden recurrir si están en problemas. Los adolescentes pueden llegar a decir que no quieren reglas, pero la mayoría sí las quieren— ¡y todos los adolescentes las necesitan!

En algunas ocasiones establecer conexiones más estrechas con los adolescentes significa que tú debes ceder.

Compartir puntos de vista y opiniones con tu adolescente puede ser poderoso y revitalizador — para los dos. Por lo tanto, escucha y piensa lo que te están diciendo. Intenta evitar darles el típico “No” o subestimar sus ideas. Permíteles liderar, ya sea que se trate de elegir que clases van a tomar, elegir una excursión o una comida en familia. Podrías descubrir que te beneficias de esto tanto como ellos.

Ayúdales demostrándoles que el mundo está lleno de posibilidades.

Todos queremos algo que anhelar de cara al futuro, por lo tanto, ayúdales a entender cómo podría verse su futuro y a expandir su visión del mundo. Ayúdales a conocer gente interesante fuera del círculo familiar. Pregúntales adonde les gustaría viajar algún día o si es que hay un trabajo o carrera que se han imaginado haciendo. Sé ejemplo de cómo se ve aprender y crecer tomando una clase — virtualmente o en persona— o leyendo un libro y comentando al respecto de lo que aprendiste. Demostrando que tú también sigues intentando aprender será un motivador muy profundo para ellos y les impulsará a continuar creciendo.

Muéstrales que el crecimiento es más importante que la perfección.

Es importante para los adolescentes saber que intentarlo es tan importante como ser exitoso. Si tienen un fracaso, déjales saber que no es para siempre y que no deberían darse por vencidos. Diles que vas a monitorear su progreso y que esperas que lo sigan intentando. Cuéntales de tus propios errores en la vida y como mejoraste gracias a que persististe.

 


 

Referencias: Las conexiones pueden ayudar a los adolescentes vulnerables (NIH):

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6128354/

Las conexiones que marcan la diferencia (U.S. HHS):

https://www.hhs.gov/ash/oah/sites/default/files/essentialresearch1-positiveconnections.pdf 

What’s your Reaction?
Amor
Amor
0
Sonrisa
Sonrisa
0
Pensar
Pensar
0
Gustar
Gustar
0
Triste
Triste
0