Criar a una adolescente en un entorno rural ha sido una experiencia llena de sorpresas.

Uno nunca se visualiza a sí mismo criando a un adolescente, esa etapa en la vida de nuestros hijos parece muy lejana. Ciertamente no es lo que soñamos cuando son bebés pequeños y podemos abrazarlos y protegerlos de todo peligro, con un millón de cosas que enseñarles y muchos momentos enternecedores para vivir y atesorar.

Entonces, de repente, hay una nueva persona viviendo bajo tu techo. Las vocecitas de bebé, los bracitos pidiendo ayuda y los juguetes quedaron atrás.

Y así comienza la reestructuración de tu vida familiar: tu papel como padre cambia junto con las necesidades de tus hijos. Sabes que todavía te necesitan, quizás ahora más que nunca, pero de manera diferente.

¿PREFIERES VER LA HISTORIA DE ILIANA? TOCA PARA VERLA

En estos pequeños pueblos en las montañas, he aprendido a vivir un nuevo estilo de vida, seguir nuevas normas y enseñar a mis hijos nuevas maneras de vivir. Si pudiera describir ser madre en una comunidad rural, la describiría como “primordial”, un lugar donde la vida regresa a lo fundamental para florecer.

Es un privilegio ver crecer a tus hijos en un lugar donde pueden disfrutar de una niñez plena e intencional con libertad. Donde cada viaje se convierte en una aventura rodeado de hermosos paisajes y naturaleza. Donde las largas horas de viaje dan lugar a pláticas y, sobre todo, ofrecen la oportunidad de escuchar. Las ocasiones para pasar buenos momentos en familia son simples pero abundantes.

Aún así, nadie te prepara para cuando esos momentos simples se vuelven menos emocionantes para tu adolescente. La vida es más lenta aquí, y ellos empiezan a notarlo. Un día los escuchas decir que les gustaría mudarse a una gran ciudad en algún momento. Anhelan experiencias nuevas y emocionantes. Y, tal como lo hicimos los padres algún día, quieren conquistar el mundo, tener una vida social y conocer gente.

Estar en un lugar relativamente aislado de las grandes ciudades nos hace vulnerables a emergencias médicas y de la naturaleza.

Uno de los primeros desafíos que enfrenté como madre en esta comunidad fue cuando nuestro hijo menor se enfermó. Nuestro hospital local no pudo realizar la cirugía de emergencia que él necesitaba, por lo que volamos a Denver de un día a otro. Fue una de las peores experiencias de mi vida, a pesar de que estábamos en buenas manos.

Aquí también tenemos que educar a nuestros hijos para que respeten y convivan en equilibrio con la naturaleza. Para estar preparados para encontrarse con la vida salvaje, para saber qué hacer en caso de un incendio forestal o una tormenta de nieve. Todo forma parte de vivir en las montañas.

Lo opuesto a la soledad es la pertenencia. Es común pensar que vivir en una comunidad pequeña hace que conocer a tus vecinos y sentir que eres parte de algo sea más fácil. Pero el costo de vivir rodeado de naturaleza es a menudo el aislamiento. Ya sea por las largas horas de trabajo o en la escuela o los largos trayectos para ir y venir, muchas familias permanecen aisladas de sus amigos y familiares la mayor parte de la semana.

Esa idea de encontrar personas con quien conectarnos es clave porque, al final del día, necesitamos conexión humana para florecer. Me viene a la mente mi hija: su naturaleza tímida, sus pasiones y sus talentos la han llevado a veces a sentirse aislada. Es difícil encontrar amigos con ideas afines porque vivimos en una comunidad pequeña donde no es tan fácil encontrar a otros que compartan sus intereses.

¿ESTÁS BUSCANDO FORMAS DE CONECTAR A TU ADOLESCENTE?

¿Formas parte de una organización al servicio de los jóvenes? ¡Queremos conectarnos contigo! Haz clic aquí para enviarnos una nota con tu información.

La falta de actividades o el acceso a ellas puede complicar aún más la posibilidad de conexión con otras personas, ya sea por el alto costo, la dificultad de ajustarse a los horarios o simplemente por no saber que existen. Estos son lugares donde los padres generalmente pueden conectarse con otros padres que pasan por experiencias iguales o similares y donde tal vez incluso podemos encontrar algunos amigos.

Precisamente el otro día dos mamás con niños pequeños me dijeron lo clave que son las actividades extracurriculares para nuestros hijos. Sin embargo, son demasiado costosas para poderlas pagar. Aunque existen programas con becas, por lo general se espera que los padres cubran al menos una parte del costo, lo que en algunos casos no es posible. Así empezamos a ver niños que comienzan a quedarse atrás en áreas donde otros florecen, y a padres que tratan de llenar esos vacíos por sí mismos, solos.

A pesar de desafíos como el dinero, el tiempo limitado u otra circunstancia, el tiempo que dedicamos a conectarnos con nuestros hijos se convierte en la herramienta más valiosa que tenemos.

CONSEJO DE FORWARD TOGETHER: ESTAR PRESENTE

Estar presente para tus adolescentes es clave. Haz clic aquí para conocer nuestros consejos para aprender a escuchar y formas fáciles de conectarte.

El gran desafío para los padres no cambia: estar presentes y ser un lugar seguro para nuestros hijos.

Para ello, también debemos tratar de cuidarnos a nosotros mismos y nuestra estabilidad emocional, para encontrar el equilibrio entre la naturaleza, el trabajo y la vida familiar. Cultivar la calma y ​​ser la calma que nuestros hijos necesitan ver y recibir de nosotros. Florecer sin importar donde crecemos, ya sea un entorno rural o urbano.

Estés donde estés, ser padres implica evolucionar. Es un proceso de adaptación constante que evoluciona no solo con las necesidades y los deseos de nuestros hijos, sino con las etapas de nuestra propia vida.

CONSEJO DE FORWARD TOGETHER: ENTABLA CONEXIONES SÓLIDAS CON TU ADOLESCENTE, EN TODO LUGAR

Ya sea que vivas en un pueblo, una ciudad o un suburbio, las investigaciones indican que conectarte con tu adolescente es clave para asegurarle un futuro sano. Prueba estos pasos para comenzar:

¿Cuál es tu experiencia? Compártela con nosotros

¿Tienes un adolescente que vive en un pueblo rural de Colorado? ¿O eres un mentor en un pueblo rural que busca conectar a padres o adolescentes? ¡Envíanos una nota o un mensaje privado en Facebook para contarnos! ¡Nos encantaría conocer tu historia!

Iliana Renteria

Iliana es esposa, bloguera profesional, líder comunitaria y madre de dos hijos que vive en la vertiente occidental.

What’s your Reaction?
Amor
Amor
0
Sonrisa
Sonrisa
0
Pensar
Pensar
0
Gustar
Gustar
0
Triste
Triste
0